11.12.09

Destruirán el mundo los hombres

(frase compartida en conversación con un guerrero)


Habitamos la epidemia de un planeta
moribundo
la indiferencia la más infame
televidentes de una guerra a colores
mujeres bañadas por la sangre de sus hijos
sus gritos como aves poblándonos los cielos

: Nadie debe sobrevivir a su descendencia.
Pero nos fusilan la esperanza
y no quedan ojos para otra lágrima.

Los guerreros de los sueños
van quedando solos
armados de sonrisas
en una ciudad que los ignora.

Destruirán el mundo los hombres,
las mujeres seguirán pariendo sueños
y libertad, pese a todo (dice el guerrero)

Daremos muerte a sus designios (digo yo)
para que no nos pese más esta historia.

9.12.09

Grabado

Grabo el amanecer en el dorso de una mano y el ocaso en la otra para darte la gama infinita del tiempo en cada abrazo.

1.12.09

Amor en abstracto

El amor de mi vida
no es un hombre.

Tiene pies de hombre
ojos profundos de hombre
dientes retintos de hombre
rizos negros oscuros de hombre
piel tersa masculina de hombre

Pero el amor de la vida mía
no es pies
ni ojos
ni dientes
ni rizos
ni piel

No es motivo viril en el sillón reclinable
de una realidad concreta.

No.

El verdadero amor --el de la vida mía--
es una mirada quieta sobre la copa que alza
la voz de él cuando con él habla --no conmigo--
el sonido que da ritmo a su nostalgia
la palabra gentil que se suicida en sus pestañas
la esencia del pasajero en un tren sin destino
que al irse de mí, conmigo queda.

29.11.09

Dimensión

En el imperio interior del desorden sírvanme una copa más de locura, otro sonido tardío, irreverencia sin más razón que una cabellera negra. Adiós a la cordura. Cierren las ventanas. Clausurada la realidad. No más de falsas verdades. Somos seres de paso camino a la próxima dimensión. Varios escalones abajo de la razón, atrás de la conciencia. Estadio interior donde cada acto ordinario deviene sublime, territorio donde gobiernan belleza y felicidad absolutas. Conviven conmigo imágenes y versos, juntos los tres en permanente orgía de amor. Las entradas al público están agotadas.

Pasión por la obra

No se equivoquen.
No llegué de tan lejos para hacer el amor de la mano del poeta.
Una mano es precario instrumento.
En la oscura caricia del trazo,
en el blanco inmortal de la fibra en que graba su espanto
es donde pierde la razón mi cordura.

22.10.09

Ventana

Si una tarde me pesa la vida diminuta ¿Me dejas subir de nuevo los pies descalzos en la cornisa? ¿Ver atrás del cristal seres altivos en tamaño miniatura? Prometo no saltar si libras la esperanza, desnuda de sus rutinas, de estos días de vida menor constantemente repetida. (Imagenes, 2009)

Cuadrante

Una tarde se fue a mecer la vida con su sonrisa de victoria sobre los mares; hablaba con la altivez de quien cree que existe y que, en realidad, eso importa; presumía de los sueños y de habitar la luna solitaria desde donde volvía sus pasos de niño para repoblar los que le faltaban. Por un instante, uno solo, en algún cuadrante del matorral, me hacía pensar que el amor existe.

12.9.09

Memoria de una muerte










                          a Salvador Allende

Cuando las palabras me abandonan
le abro bocas a la piel para vomitar el alma
van llenado las venas
las aguas negras de la historia
en las cloacas donde alzaron su graznido
los cuervos que fundieron para siempre
esta noche de septiembre
con tu voz de despedida.

Abraza tu nombre mi recuerdo
como abraza la muerte tu memoria
reclina tus despojos en mi almohada
que me duele hondo
el pudor de tu sacrificio
que no dejaron de doler
los estertores vividos
ni las bayonetas ni la sangre
ama y señora
destas calles moribundas de ayer
menos vacías hoy
pero sin sueños
donde nadie     nadie     nadie
más te escucha.

Santiago, 11 septiembre 2009

7.9.09

Cazador de ruiseñores

Cuanto más intenso el deseo de retenerlo, más se aleja; ansioso por atraparlo, afirma la mano para que no escape, tanto, que lo ahoga; y en la angustia por revivirlo su intensidad lo aplasta, lo destruye. Así muere el ruiseñor, en las manos del soñador desesperado por poseerlo.

23.8.09

Sin sentidos

Somos bichos sin sentido
en espectro inabarcable
del residuo que se expande
mas allá de la nada

Aspirando entendimiento
en órbita menor
de estériles designios

Y el pobre humano
en su afán de ser superior
amo y señor
del brevísimo espacio que percibe.

La muerte

¿Miedo de mí? Si estás muerto ocho horas al día y el resto de ellas pretendiendo que lo estás.