10.1.10

Emboscada

Despide la luna a la noche
debajo de la nostalgia.

Oculta el soldado su alerta
de puma solitario
los ojos abiertos
aliados al universo
que carga sobre su espalda.

Atrás de las heridas y el hambre
el miedo sucumbe a la espera.

Una larga lista de silencios
sin hacer ruido
sin espantar a los grillos
sin despertar al cuerpo.

La mañana trae señales
sólo esperar solo
como esperan rebeldes los recuerdos
como espera en las piedras
desnuda la niña de los ojos negros
como espera necia la vida

Llega la orden
escupe figuras el paisaje de acero
alza plomo el polvo de los caminos
y toma formas de enemigo.

No es destino de tus balas, soldado,
otro como tú sino su conciencia
no su sangre ni sus piernas
sino sus razones
y al final del recuadro, la libertad.
Si es que existe.

Disparas, te disparan, me disparan y caemos.
¿Quién murió en esta guerra?
Da lo mismo, soldado,
ya ves que da lo mismo
matamos o morimos por los sueños.

El motivo de fondo sigue intacto.

3.1.10

Concepto

No ama la voluntad sino el empeño de un pretexto para seguir vivos, para vencer al tiempo que derrumba las estatuas de arena, para un baile más, una pausa en la angustia esencial, una alegría sabiendo que no es apenas el reverso temporal de los dolores.