29.11.09

Dimensión

En el imperio interior del desorden sírvanme una copa más de locura, otro sonido tardío, irreverencia sin más razón que una cabellera negra. Adiós a la cordura. Cierren las ventanas. Clausurada la realidad. No más de falsas verdades. Somos seres de paso camino a la próxima dimensión. Varios escalones abajo de la razón, atrás de la conciencia. Estadio interior donde cada acto ordinario deviene sublime, territorio donde gobiernan belleza y felicidad absolutas. Conviven conmigo imágenes y versos, juntos los tres en permanente orgía de amor. Las entradas al público están agotadas.